Introduccíon

Elena Liverani, José Antonio Pascual

Resumen


En el discurso que pronunció con motivo de su ingreso en la Academia, don Julio Casares explicaba que sabía cómo no debía ser un diccionario, pero no estaba seguro de cómo este debía de ser1. El desarrollo que ha experimentado la lexicografía teórica y práctica a lo largo de estos casi cien años que nos separan del momento en que don Julio leyó su discurso nos ha llevado a adquirir másconfianza en la configuración que debe tener un diccionario, a la vez que contamos con medios técnicos, antes impensables, para lograrlo. Como consecuencia de todo esto existe hoy la conciencia de que la realización de los diccionarios no
puede estar en manos de amateurs, pues se requieren unos saberes lingüísticos que permitan desarrollar un trabajo que ha de optar, por un lado, por el conocimiento de la realidad del empleo de los términos y, por otro, por la posibilidad de aplicar a su descripción los modelos que expliquen de manera adecuada el significado y el uso de las palabras.


Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.14672/6.2015.1006

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2016 Elena Liverani, José Antonio Pascual

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.